miércoles, 29 de mayo de 2013

A RAJOY LE FALTAN AGALLAS


Publicaba la pasada semana un artículo la revista económica ‘The Economist’, en su análisis semanal de la economía española, en el que decía que "la oscuridad en España es casi palpable", que el país continúa en una "profunda recesión" y que sus cifras económicas son "siniestras"; añadía también que les preocupa  que la "fatiga reformista" del Gobierno de Mariano Rajoy pueda pulverizar los signos de mejoría en el camino de España hacia la recuperación económica; llegando a dudar de que el Presidente del Gobierno tenga las "agallas" suficientes como para llevar a cabo las profundas reformas que aún necesita la economía española.

Y unas declaraciones de este tipo me preocupan. Que en el exterior se pueda tener esta imagen de España y su Gobierno da mucho que pensar.

Y creo que la publicación anglosajona lleva razón, puede ser que Rajoy sufra una “fatiga reformista”, pero no tanto en lo económico como en lo institucional, en la necesidad de reformar la administración española y reorganizarla.

Y también llevan razón en la falta de agallas, creo que a Rajoy le faltan agallas para reformar el sector público, reformar la administración, hacerla más eficaz, más reducida, fusionar ayuntamientos, eliminar instituciones...

Porque, en mi opinión, es más importante la reforma institucional del Estado que la reforma económica, pues solo con eliminar instituciones, con fusionar municipios, con suprimir asesores y prebendas de políticos el ahorro sería muy importante. Solo llevando a efecto estas reformas España empezaría a respirar y a tomar fuerza. Y además se daría ejemplo a los ciudadanos, que estamos muy necesitados. De hecho ya hay partidos políticos, como UPyD, que piden la refundación de España.

Las reformas económicas también son importantes y se han de realizar, pero una vez se ordene el Estado, una vez reorganicemos el funcionamiento de la administración. Porque sino al final somos los ciudadanos de a pie los que lo soportamos todo, los que sufrimos todas las medidas restrictivas.


El Gobierno se ha  comprometido a presentar una propuesta de reforma de la administración para el 30 de junio, veremos que proponen. Pocas esperanzas tengo.

14 comentarios :

  1. Claro Ángel tu pides hacer lo mismo que hizo los países americanos después de la mencionada crisis que sufrieron en la década de los 80. Tomaron las mismas medidas que los hicieron estar hasta ahora sin levantar cabeza. Hasta que han llegado personas como Rafael Correa y hacer todo lo contrario.
    Hay esta la historia que no miente, no es cuestión de discutir.

    ResponderEliminar
  2. Abandona toda esperanza, Ángel.
    Demasiados concejales, demasiados alcaldes y demasiados aduladores del partido con cargo como para empezar a eliminarlos.
    Los políticos poco berrean contra la corrupción, pero como se te ocurra quitarles la silla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Herep, me alegra leerte por aquí. Mejor no se puede definir, totalmente de acuerdo. Un saludo.

      Eliminar
  3. Sinceramente, no creo que sea una cuestión de agallas, sino de tener la intención de hacer algo bueno por y para el pueblo. Se ha llegado un momento en el que el pueblo ya no importa porque aguanta lo que quieren ellos. No se trata de reformar al pueblo, sino de reformar la organización política, que está mermada y anclada en "querer vivir bien a costa de los demás".
    ¿Más reformas dices?...pero ¿para quién?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia, bienvenida al Blog y gracias por participar.
      Las reformas que creo se han de hacer son de adelgazamiento del Estado, de sus instituciones y organización. Hasta ahora todas las reformas han sido soportadas por los ciudadanos y los políticos siguen igual, en su estatus. Creo que para salir de esta es necesario recortar el Estado. Un saludo.

      Eliminar
  4. Le faltan agallas de recortar en lo más importante, en privilegios políticos, en jubilaciones de oro de 'amiguitos', en recortar la poca vergüenza que tiene de no dar explicaciones de nada. Le faltan agallas para dejar de cargar las culpas a la herencia recibida (de su exjefe entre otros) al pueblo.
    La teta de los ciudadanos para pagar los errores políticos se está secando, gracias a sus recortes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo.

      Eliminar
  5. Curiosamente hoy me he encontrado un video en el facebook que explica todo lo que está pasando, a lo mejor no es cuestión de agallas si no es algo premeditado y preparado. Como ya he dicho anteriormente esto no es nuevo.
    https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=fHoV7fB2Yhc

    ResponderEliminar
  6. Mis felicitaciones Angel, esta vez por ser de los que todavía creen en la política española.
    Yo, ya me he dado cuenta, que el combate político esta amañado (como en la república).
    No se trata de tener agallas, se trata de lo que pactan a nuestras espaldas. :(
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Teo, me parece que es como dices. Por eso los ciudadanos tenemos que intentar cambiar esa deriva. Un saludo.

      Eliminar
  7. Están haciendo lo que decían que no había que hacer y que no harían nunca y lo que estamos esperando todos no creo que lo hagan. Desde que empezó la crisis y con un 27% de paro, ningún político ha perdido su puesto de trabajo. ¿Curioso no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí vinuesa vallas, muy curioso. Ellos son casta, viven del sistema.

      Eliminar
  8. Parece que a veces olvidamos que el pueblo somos nosotros y que a los políticos los soportamos en su puesto nosotros. Ellos ya lo olvidaron hace tiempo. Nos pasan todas su penitencias mientras ellos siguen pecando. hay que recordárselo, un saludo

    ResponderEliminar