sábado, 28 de noviembre de 2015

RECORDANDO EN DECDLT… ¡AL FINAL ACABAMOS TODOS CON EL CHANDALITO!

Hoy recordamos en Desde el Caballo de las Tendillas y coincidiendo con la campaña electoral en Venezuela y los ataques (incluidos asesinatos) a la oposición, como homenaje a los que plantan cara al chavismo, os traemos este artículo publicado en abril de 2013. ¡Feliz sábado!


Parece que el espíritu de Hugo Chávez, el que fuera Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, se ha venido a vivir a España, y, según parece, se está dedicando a tomar el control de los cuerpos de algunos políticos, imagino que para vengarse de “la madre Patria”, para vengar a los indígenas masacrados, según él, por los conquistadores españoles.

Parece que Griñán y algún otro ya han habilitado un silloncito en los Consejos de Gobierno de sus comunidades autónomas por si aparece el espíritu del ínclito Chávez y pide la palabra…

Y rápidamente estamos viendo sus consecuencias. En Andalucía poco han tardado en aprobar la ley de expropiaciones de viviendas vacías. Y es que al grito de ¡¡expriópese!! (como diría el mismísimo Chávez), han aprobado el texto legal que permitirá a la Junta de Andalucía (imagino que poco tardarán en cambiarle el nombre a Junta Bolivariana de Andalucía) expropiar las viviendas vacías propiedad de entidades financieras e inmobiliarias. Vivir para ver, esta es la seguridad jurídica que Andalucía vende al mundo. Además esta decisión ha sido apoyada por el Partido Socialista Obrero Español, pues poco ha tardado en anunciar que presentarán mociones en el mismo sentido en el resto de comunidades autónomas y en el propio Congreso de los Diputados.

Y si lo de Andalucía podría entenderse, al fin y al cabo están gobernando los socialistas aliados con los comunistas, lo que me ha dejado anonadado ha sido el acuerdo adoptado por la Junta de Extremadura, que ha aprobado un proyecto de ley por el que se abonará una renta básica a los ciudadanos extremeños. Una renta de entre 372 y 692 euros que cobrarían aquellas personas que perciban prestaciones públicas o cuyo sueldo sea inferior a la cuantía que la corresponda por esta ayuda. Una medida al más estilo bolivariano, aprobada por un gobierno del Partido Popular, ¡toma ya!

En esas estamos, solo nos queda esperar, esperar que el espíritu de Chávez abandone pronto España, porque como se quede me parece a mí que entraremos en una espiral populista y demagógica de la que será muy difícil salir. ¡¡Al final acabamos todos con el chandalito!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada