lunes, 5 de enero de 2015

RESPETO Y CONCORDIA


Como otros años me he comido las uvas (suerte que no las vimos en Canal Sur) en Granada. Y el día dos de enero acudimos a la Plaza del Carmen, donde se encuentra el Ayuntamiento de Granada, para presenciar el acto que conmemora la ‘Toma de Granada’ por parte de los Reyes Católicos.

La ceremonia se inicia en la Capilla Real, donde descansan los restos mortales de Isabel y Fernando. Desde allí parte el recorrido hacia el Ayuntamiento en procesión portando el pendón y otros símbolos de la historia de la ciudad. Culmina en el balcón del Ayuntamiento, cuando un concejal establece el diálogo con los ciudadanos granadinos en un protocolo que se repite durante siglos. El diálogo es el siguiente:

- Portador del pendón: ¡GRANADA!
- Pueblo: ¿Qué?
- Portador del pendón: ¡GRANADA!
- Pueblo: ¿Qué?
- Portador del pendón: ¡GRANADA!
- Pueblo: ¿Qué?
- Portador del pendón: Por los ínclitos Reyes Católicos Don Fernando V de Aragón y Doña Isabel I de Castilla, ¡Viva España!
- Pueblo: ¡Viva!
- Portador del pendón: ¡Viva el Rey!
- Pueblo: ¡Viva!
- Portador del pendón: ¡Viva Andalucía!
- Pueblo: ¡Viva!
- Portador del pendón: ¡Viva Granada!
- Pueblo: ¡Viva!

Además se tocan los himnos de Granada, Andalucía y España. Esta es la celebración de la ‘Toma de Granada’, no hay más, pese a que algunos se empeñen en politizarla y hacer ver lo que no hay.



Por un lado la extrema derecha, que se manifiesta contra el grupo de extrema izquierda que también se hace presente en la Plaza del Carmen, con gritos a favor de España, escudos inconstitucionales y demás parafernalia. A esta gente habría que recordarles, entre otras cosas, que el régimen franquista, que parecen añorar, tenía una relación muy estrecha con los países musulmanes, por ejemplo.




Por otro lado la extrema izquierda, con una amalgama de banderas y lemas, también bastante perdidos. Banderas independentistas andaluzas, catalanas, la bandera gitana, la comunista…, vamos un cacao mental de los que hacen época y diciendo que este acto conmemora el genocidio contra Andalucía, entre otras perlas.


Y en el centro la inmensa mayoría, los ciudadanos de Granada, que acuden a esta fiesta con la única intención de conmemorar y celebrar algo que llevan muchos siglos haciendo, sin rencores, sin atacar a nadie, sin faltar el respeto. Personas que aplauden al himno de su Ciudad, al de Andalucía y al de España, y que gritan vivas.

Mi sensación fue esa, que la mayoría de la gente lo que va a celebrar es un hecho histórico, sin revanchismo, sin odios, sin melancolías, solo un día de fiesta. Y lo que tengo claro es que si no hubiera existido la ‘Toma de Granada’ hoy día no seríamos lo que somos y que las cosas hay que celebrarlas y tener presente lo que pasó. Y es que esos extremistas lo único que consiguen es que la gente se ponga en contra de unos y de otros, y eso me gusta. Dejemos que el pueblo de Granada celebre ese día como siempre ha hecho, porque en la celebración de la ‘Toma de Granada’ no hay revanchismo, no hay odio, yo solo he visto respeto y concordia, por parte de la inmensa mayoría.

5 comentarios :

  1. Yo no veo extrema izquierda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No esperaba menos. Cada uno ve lo que quiere.

      Eliminar
    2. Habéis colocado las políticas que a ustedes os interesan en el centro y los demás todos a los lados.
      Olvidarse de los derechos básicos de los ciudadanos es el centro.

      Eliminar