viernes, 21 de octubre de 2016

UNA COMPETICIÓN POR VER QUIEN LO HACE PEOR…


Lo del Ayuntamiento de Córdoba no tiene nombre, menuda pandilla de inútiles; lógicamente me estoy refiriendo a su equipo de gobierno. Y lo peor de todo es que esta incapacidad la reconocen abiertamente, por lo que al menos hay que reconocerles su sinceridad. Y eso mismo es lo que ha pasado con Amparo Pernichi, concejal responsable del Área de Infraestructuras que, según informaba el diario digital La Voz de Córdoba, que reconocía que la veintena de obras del programa ‘Mi barrio es Córdoba’ van con mucho retraso.


Un retraso que no debe sorprender a nadie, pues si la señora Alcaldesa ha necesitado casi un año y medio para coger ritmo, no quiero ni pensar el resto de su equipo. Pero el retraso de estas obras no queda solo en el incumplimiento de los plazos sino en la posibilidad de que el Consistorio pierda los dos millones y medio (2,5) de euros con los que el Ministerio de Administraciones Públicas financia las obras, sí, los malos malísimos del Partido Popular dándole dinero a Córdoba, como los otros 15 millones concedidos. Y esos 2,5 millones de euros se pueden perder si el Ayuntamiento de Córdoba no presenta las certificaciones de obra la primera semana de diciembre, algo que según parece no preocupa a la señora Pernichi.

Un desastre más en la gestión del Ayuntamiento. Y es que, a lo mejor, si se hubiera continuado con el proyecto que puso en marcha José Antonio Nieto, el de ‘50 obras en 50 barrios’, no se habría perdido el tiempo que han derrochado diseñando un nuevo proyecto para hacer lo mismo, porque ‘Mi barrio es Córdoba’ es una copia del proyecto del Partido Popular.

Y los que perdemos somos los cordobeses, como siempre. Primero por el retraso de las obras, lo que causa más problemas en nuestro día a día y segundo porque como se pierda esa subvención por parte del Gobierno de España la tendremos que asumir con una nueva subida de impuestos o con el recorte en otros servicios.

Espero que esta gente del 'tripartito chapuza' no tarde mucho en coger el ritmo, porque van de retraso en retraso, de chapuza en chapuza. Parece una competición por ver quien lo hace peor, quien es el más inútil en el equipo de gobierno...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada