miércoles, 28 de octubre de 2015

"SÍ SE PUEDE", ENTRE NIÑOS...


El pasado lunes acompañaba a mi hijo de 8 años a su clase de música en el Conservatorio "Músico Ziryab", de Córdoba. Al doblar la esquina pude apreciar un mural morado en la puerta, lo que no podía imaginar es que se tratara de un cartel del partido político Podemos, que celebraba ese mismo día, a las 19 horas, un acto público.

Así sin anestesia ni nada me topé con ese cartel, el que ilustra la entrada de este artículo, en el que se anunciaba el mitin de la formación de ultra izquierda. Mi hijo se lo tomó a risa, me dijo algo así como "mira Papá, ¡el coleta morada!"; pero a mí no me sentó nada bien. Y no me sentó bien porque el mitin se celebraba en un centro educativo en horario lectivo, centro al que acuden niños y niñas desde los 8 años de edad.

Niños y niñas que dedican parte de su tarde a merendar o hacer sus tareas en sus distintas dependencias, entre ellas el patio, y no es de recibo que un niño tenga que estar al lado de propaganda política en su centro educativo mientras merienda, como podéis comprobar en las siguientes imágenes.



Tampoco me parece adecuado que en un centro educativo al que acuden, repito, niños y niñas desde los 8 años de edad, se celebren actividades de este tipo abiertas al público, más que nada por la propia seguridad de los jóvenes que se ven rodeados en su lugar de estudio por personas totalmente ajenas a su centro que acuden a él a una actividad para nada relacionada con la música, en este caso.

Y no me parece bien que Podemos organice un acto de este tipo en horario lectivo, pero tampoco me lo parecería de cualquier otra formación política (o sindical, empresarial o del ámbito social).

Ya me encargué de denunciarlo en Twitter, sin obtener casi ninguna respuesta. Deduzco que para mucha gente esta actitud no merece reprobación. Por lo que dudo, además, que la Asociación de Madres y Padres del Conservatorio vaya a presentar queja alguna. Por eso aquí queda la mía, aunque suene a "bicho raro", bueno, y ante el Defensor del Pueblo Andaluz, al que informé ayer martes. Mientras tanto me quedo con los gritos del "sí se puede" entre niños, cuando el Conservatorio está plagado de carteles pidiendo silencio, del que dicen es el mejor amigo, el que no te traiciona...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada