domingo, 13 de julio de 2014

RECORDANDO EN #DECDLT... CUANDO ESPAÑA INSULTA A ESPAÑA

Los domingos de verano seguimos recordando en Desde el Caballo de las Tendillas. Hoy con un artículo sobre las semillas que plantan los separatistas, con el "permiso" de los distintos gobiernos de 'Madrit'. ¡Feliz domingo!



El miércoles participaba en el programa estrella de Intereconomía, El Gato al Agua, el portavoz de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) en el Congreso de los Diputados, Alfred Bosch.


El político separatista desarrollaba en una entrevista previa y luego en la mesa de debate, las razones que le llevan a querer que Cataluña se separe del resto de España, haciendo un llamamiento a la libertad de los pueblos para decidir su futuro, el típico mitin de los independentistas, ya conocido por los que más o menos estamos interesados en la política.

Posteriormente se entró en un debate en el que se analizaron los antecedentes históricos de Cataluña, su integración en el Reino de Aragón y su posterior unión a Castilla para la definitiva creación de España, en la que los territorios que conforman la actual Cataluña participaron tanto o más que el resto. Pero el nacionalismo se ha montado su película, y la vende muy bien, como ya analizamos en el artículo las mentiras del nacionalismo.

Y ese es el problema que tiene España. El problema no es lo que diga la historia, que ahí está. El problema es cómo se cuenta esa historia. El problema es que el Estado ha entregado la Cataluña oficial a los separatistas; ellos son los que deciden sobre la cultura, sobre la educación.

Y el problema es que la semilla ya la plantaron hace varias décadas, y esta semilla ha germinado en las escuelas catalanas. Como dicen los colegios públicos catalanes al hablar de su identidad “somos una escuela catalana y transmitimos la cultura catalana”, sin hacer ni una sola referencia al resto del Estado, sin hablar de España, de la que forman parte. Y el problema es que una Asociación de Padres de un colegio organiza un taller independentista, como mostramos en la fotografía, y se ve como algo normal.

Ese es el problema de España, que la propia España ha renunciado a que se hable de España en parte de su territorio. El problema es que miramos para otro lado, mientras los nacionalistas van rascando, erosionando y haciendo ver que no existe relación entre Cataluña y el resto de España.

Por eso la historia importa poco cuando esta no se transmite, cuando no se explica, cuando se mira para otro lado mientras los nacionalistas explican las cosas a su antojo.

El problema es que los distintos gobiernos de España han hecho dejación de sus funciones, permitiendo que España sea obviada, olvidada, maltratada, insultada…

2 comentarios :

  1. El mundo politicamente correcto que piensa que mirando a otro lado no pasa nada, luego vendran los problemas, cuando se impida el referendum, se hagan elecciones, salga ERC y declare la independencia, recordemos Octubre de 1.934 y sus hechos posteriores. El panorama es similar ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Temujin, el panorama es muy similar. Un saludo.

      Eliminar