jueves, 27 de agosto de 2015

O ESTÁS CONMIGO O ESTÁS CONTRA MÍ


Ocurría el martes por la mañana, la presidenta de VOX en Cuenca, Inma Sequí, de 18 años de edad, recibía una brutal paliza a la puerta de su domicilio. Tres personas, dos hombres y una mujer, al grito de “fascista” agredían a la joven política. Estos tres energúmenos la esperaban a la puerta de su casa y le increparon “¡Es ella, a ver qué dices ahora, fascista de los cojones”, golpeándola hasta dejarla inconsciente, rompiéndole el pómulo, partiéndole el labio y recibiendo varias contusiones, entre ellas en el brazo. Durante varias horas Inma Sequí permaneció ingresada en un centro hospitalario. Tras estos hechos muchos han callado.

Sí, aunque la gran mayoría han condenado lo sucedido y han expresado su solidaridad con la política agredida y con VOX, otros han callado, o lo han condenado con la boca pequeña, simplemente porque se ven obligados a hacerlo.

Medios de comunicación han escondido la noticia, no dándole la importancia que tiene. Y es que el martes, a una joven de Cuenca le daban una paliza por liderar en su Ciudad a una opción política que se define de derechas, pero que es una opción plenamente democrática y respetuosa con la Constitución y la legislación vigente. Y le pegaron por ser de derechas, solo por eso. ¿Qué habría ocurrido si la agredida hubiera sido de izquierdas?, seguramente los medios de comunicación no habrían dejado de hablar de lo ocurrido, acaparando tertulias, columnas de opinión y demás espacios… ¿Dónde están los grupos feministas? Seguramente si la agredida hubiera sido de izquierdas habrían convocado concentraciones de protesta y en solidaridad con la política atacada.

Y es que esta no es la primera agresión que sufren miembros de VOX, en la pasada campaña para las elecciones andaluzas, fueron atacados a pedradas en un mitin en Sevilla, y en Córdoba fueron boicoteados por la extrema izquierda, algo que ya condenamos en Desde el Caballo de las Tendillas.

Este es el doble rasero que existe en nuestro País, esta es parte de la izquierda que tenemos que sufrir, la del o estás conmigo o estás contra mí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada