sábado, 1 de agosto de 2015

RECORDANDO EN DECDLT… LA ANDALUCÍA SUBVENCIONADA

Los sábados en Desde el Caballo de las Tendillas son para recordar. Y hoy os traemos un artículo publicado en abril de 2013, en el que hablábamos de las políticas de la izquierda, políticas de subvención y pobreza, como ocurre en mi Andalucía…


La pasada semana la Junta de Andalucía, dentro de su carrera de demagogia y chandalito, definitivamente creo que se va a modificar el Estatuto de Autonomía para que esta Comunidad Autónoma pase a llamarse Junta Bolivariana de Andalucía, anunciaba un plan especial contra la pobreza, por el que, entre otras cosas, se busca que los niños andaluces tengan derecho a tres comidas diarias.

En Andalucía, según datos del propio ejecutivo andaluz, seis de cada cien niños viven una situación de extrema pobreza, por lo que el servicio de comedor escolar es esencial para muchos de ellos. Con este objetivo la Junta quiere que estos niños tengan una alimentación sana.

Lógicamente, como cualquier persona normal estoy de acuerdo con esta medida, pues se ha de ayudar a los más necesitados. Pero no solo se ha de dar de comer, dando de comer se evita el problema, pero ¿hasta cuándo? ¿durante cuánto tiempo?

La situación que está viviendo Andalucía es el reflejo del fracaso de las políticas de la izquierda durante más de treinta años. El Partido Socialista es el responsable de esta pobreza extrema que están viviendo tantas personas y, en particular, tantos niños.

Y ahora su única solución es la de la subvención, en vez de desarrollar políticas que atraigan inversiones, políticas creadoras de riqueza, se dedican a financiar estos proyectos, que están muy bien, pero que de forma aislada no llevarán a ninguna parte, solo ayudarán a que un sector de la población se acostumbre a vivir de lo público, a vivir de las subvenciones, a depender de los políticos que los tienen “comprados”.

Lo ideal sería que nos dejaran pescar tranquilos pero ya que no es posible, ya que nuestros gobernantes no nos van a conceder esa libertad, al menos que colaboren, que ayuden a los más necesitados y los enseñen a pescar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada