lunes, 7 de septiembre de 2015

¿POLÍTICA EN EL DEPORTE?


Siempre se ha dicho que no se ha de mezclar deporte y política, que una cosa es una cosa y que ambas han de estar al margen. Pero en realidad no es así y cerca tenemos un ejemplo de esta confusión. Me refiero al Fútbol Club Barcelona, el que se define como “Más que un Club”.

Y es que el Barça ya en el año 2003 retiró las banderas de España que estaban dispuestas en ‘La Masía’ y en el propio estadio del ‘Camp Nou’, dejando únicamente la del Club y la de Cataluña, porque como ellos se definen son un club catalán y fomentan Cataluña y la cultura de su país, Cataluña. Y se suman al pacto por decidir, pidiendo un referéndum para la independencia de Cataluña. Y es que como decíamos en estas mismas páginas “El Barça ya ha tomado partido”…

Si eso no es mezclar política con deporte que alguien me lo explique. Una clara politización de uno de los clubs de fútbol más importantes del mundo. Politización que llevan a todos sus extremos y ejemplos tenemos muchos. Como el de los jugadores cuando en sus discursos al ganar un título siempre acaban diciendo eso de “visca el Barça i visca Catalunya”, que no sé yo que tendrá que ver Cataluña en sus victorias, que a lo mejor se tendría que decir “viva Nike”, “viva Qatar” o “viva Argentina”, por su estrella Leo Messi, o “viva España” cuando el que marca es un español no catalán… Por no hablar de Iniesta cuando dice que lo que es se lo debe al Barça y a Cataluña, que digo yo que a Cataluña poco, que en todo caso al Barça, pero más todavía a sus padres y, sobre todo, a su habilidad con el balón…

Pero bueno que cada uno diga lo que quiera, que para eso existe libertad de expresión, que es lo que utilizan para justificar que se pite al himno de España o se insulte al Jefe del Estado. Que es lo que argumentó Piqué cuando se le preguntó sobre esta cuestión, jugador del Barça y de la selección española, que utiliza su libertad para acudir a manifestaciones por el derecho a decidir, en las que se fomenta la separación de Cataluña, y para no condenar los pitos e insultos al Rey de España, porque es libertad de expresión…

Libertad de expresión que es la misma que tienen los aficionados que pitan a Piqué cuando juega con España, para expresar su disconformidad con su actitud. Pero esta libertad de expresión ya no se entiende de la misma forma, y la prensa critica esta actitud, igual que hace Iniesta, por ejemplo, sí, Iniesta critica los pitos a Piqué, pero no hace lo mismo con los pitos al himno de España y los insultos a su Jefe de Estado. Curioso. Y cuando dices en Twitter que comprendes los pitos a Piqué, pues se trata de una persona que se ha manifestado a favor de la independencia y ruptura de España, te dicen que no hay que mezclar política y deporte. Claro.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada