lunes, 5 de septiembre de 2016

QUE NO LE HAGA MUCHO DAÑO A CÓRDOBA…


Lo de Isabel Ambrosio clama al cielo. Y lo que ocurría esta pasada semana, por sí mismo, debería ser motivo para que los cordobeses le dijeran eso de “Sra. Ambrosio, coja sus papeles y márchese”, pero desgraciadamente eso no es posible y me parece a mí que vamos a tener que sufrirla hasta el 2019.

Y es que resulta que este pasado viernes se hacían públicos los datos del paro correspondientes al mes de agosto, que han sido muy negativos para Córdoba y su provincia; y ante esta situación la Alcaldesa decía que “hay que tomar medidas tras los últimos datos del paro”, Sra. Ambrosio, si ahora dice que hay que tomar medidas, ¿qué medidas ha adoptado hasta ahora?, porque me parece a mí que el problema del paro no ha aparecido este mes en Córdoba.

Y además la primera de los cordobeses añadía que “tenemos que dar las herramientas oportunas para acabar con el desempleo”, “esta no es tarea que se consiga resultado de un día para otro, es un planteamiento de trabajo serio y riguroso que tiene que permitir, junto con los agentes económicos y sociales, cambiar esa situación tan dura que atraviesan muchos cordobeses”, según informaba el diario digital Cordópolis.

Es decir, la edil socialista se ha enterado, tras una dilatada carrera política en la Junta de Andalucía y después de más de un año al frente del Ayuntamiento de Córdoba, de que hay que hacer algo contra el desempleo y que es necesario un planteamiento serio y riguroso de trabajo. ¡Pues menudo el tiempo que lleva perdido el PSOE!

Está claro que la experiencia como Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba le ha servido para mucho, sobre todo para aplicar las inexistentes políticas del PSOE en la lucha contra el paro. De pena.

Cada día tengo más claro que el cargo de Alcaldesa le viene muy grande a Isabel Ambrosio, pues carece de la preparación, de la capacidad y, sobre todo de las ganas, pues por sus propias declaraciones queda claro que no conoce los problemas de los cordobeses. Y esta ineptitud la estamos sufriendo los cordobeses, principalmente los que peor lo pasan, pues son los que más ayuda precisan de la administración local.

Y lo peor de todo, lo más triste,  es que hasta las próximas elecciones municipales, en 2019, no se le podrá poner remedio a esta situación. Esperemos, al menos, que Ambrosio, García y Blázquez no le hagan mucho daño a Córdoba.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada