miércoles, 3 de febrero de 2016

EN CÓRDOBA TRABAJA LA OPOSICIÓN MIENTRAS EL GOBIERNO PIDE DIMISIONES


En Córdoba estamos teniendo un claro ejemplo de lo que puede ser un gobierno de Pedro Sánchez coaligado con podemitas y comunistas, porque en la Ciudad de los Califas estamos viviendo situaciones esperpénticas, como que sea la oposición del Partido Popular la que presente propuestas de Ciudad y que el equipo de gobierno sea el que pida la dimisión de ediles de la oposición.

Y es que eso es lo que ha ocurrido esta semana en el Ayuntamiento de Córdoba. Por un lado, el primer teniente de alcalde, un tal Pedro García, de IU, pedía al PP el cese de Elena Martínez-Sagrera por, según ellos, difundir datos falsos sobre el turismo en nuestra Ciudad, concretamente sobre las visitas al Alcázar de los Reyes Cristianos.

Y es curioso, porque Pedro García criticaba a Elena Martínez-Sagrera (y pedía su cese) por indicar que las visitas al Alcázar habían disminuido pero este señor no aportaba ni un solo dato sobre el particular, por lo que no tenemos otra que quedarnos con la información del Partido Popular (y la que los cordobeses obtenemos directamente) que, de la mano de su concejal, dejaba a las claras que la mala gestión del Ayuntamiento en materia de turismo está perjudicando a la Ciudad.

Y además denota que Elena Martínez-Sagrera lo está haciendo muy bien, pues se trata de una persona que conoce muy bien Córdoba, sus problemas y necesidades, que tiene los pies en el suelo y la cabeza bien colocada y que se está involucrando en su tarea de oposición no solo en el Pleno y en las tareas municipales sino también a través de las redes sociales, algo que según parece molesta muy mucho a los del tripartito.

Y otro que lo está haciendo bien es José María Bellido, flamante nuevo portavoz del Partido Popular en sustitución de José Antonio Nieto, porque a falta de proyectos de Ciudad los populares de la mano de Bellido presentaban esta semana un programa cuatrienal de actuaciones, continuándose con el acertado programa “50 obras en 50 barrios”.

Queda claro que mientras unos trabajan, hacen propuestas y crítica constructiva, otros solo saben pedir dimisiones, será por su falta de capacidad para la gestión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada