lunes, 20 de abril de 2015

¡QUÉ DIFÍFIL ES SER LEGAL!, por @JoseIDionisio

Hoy tenemos sesión doble en Desde el Caballo de las Tendillas y traemos un artículo de José Ignacio Dionisio, que nos habla de Rodrigo Rato y nos da su opinión sobre lo que está ocurriendo.


Dicen que las grandes estrellas del fútbol deben tener un comportamiento ejemplar tanto dentro como fuera del terreno de juego, por ser referentes para los niños que comienzan a labrar su posible trayectoria futbolística, y la verdad es que es un símil que me viene al pelo para el mal ejemplo que ha dado el Señor Rodrigo Rato.

Rato, que recibió elogios de parte de media Europa y más concretamente de España, ha sido descubierto. No solo han sido descubiertas sus triquiñuelas corruptas en las que este buen hombre ha amansado una fortuna cercana a los 30 millones de Euros estando más de vida como Empleado Público –luego meten a todos los funcionarios en el mismo saco gracias a especímenes de esta índole-, sino que además, se ha destapado que intentaba ocultar dicha fortuna no con ansia de dinero –que también-, sino para evitar tener que pagar su parte de responsabilidad económica en el caso Bankia, ¡claro, para eso estamos los españolitos de a pie!, para apagar los fuegos y recoger las migajas del pastel que se han comido otros.

Señor Rato, usted, una persona halagada y respetable en el pasado, en el que quizás muchos economistas se miraban reflejados, en el que muchas personas confiaron, no solo no ha dado buen ejemplo fuera, sino que dentro del terreno político-financiero se encaró con sus rivales, protestó al árbitro, fue expulsado y le pegó una patada a aquel bote en la banda que éramos todos los que un día creímos en usted.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada