viernes, 29 de abril de 2016

UN CONSEJERO IMPRESENTABLE


Esta semana hemos vuelto a vivir una situación que de vez en cuando se repite entre los dirigentes de la Junta de Andalucía, es lo que tiene creerse los amos de Andalucía. Eso es lo que le pasa a ‘La PSOE’ en estas tierras, son tantos años agarrados al solomillo de la vaca que se confunden los conceptos. Y eso mismo es lo que le ha ocurrido a un tal Emilio de Llera (no conocemos a nuestros políticos), consejero de justicia de la Junta de Andalucía que se permitía el lujo de comparar a los jueces independientes con Hitler.

Sí, como habéis leído; pero eso no es todo, también apuntaba que “los jueces hoy actúan como si fueran reyes de Taifas” y que los fiscales no son independientes porque reciben instrucciones de sus superiores jerárquicos y pueden ser "de una manera u otra" dependiendo de su "color político", se nota que es socialista y que, por lo tanto, está acostumbrado a la manipulación, al mamoneo y al mafioseo.

Y es que para el consejero de Justicia, no lo olviden, "los jueces son independientes, pero son tan independientes y tan irresponsables que hacen lo que les da la gana", independencia que le da miedo porque añadía que “Hitler era independiente y fíjese la que montó”. Ahí queda eso.

¿Y después de estas impresentables declaraciones qué?, pues poca cosa, el responsable de Justicia de la Junta de Andalucía se ha disculpado, el Gobierno andaluz se ha desmarcado de sus declaraciones y poco más. En mi opinión el señor De Llera debería haber presentado su dimisión, o haber sido cesado por Susana Díaz, porque sus declaraciones son impresentables. Pero en la Andalucía de ‘La PSOE’ no pasa nada, porque ellos hacen y deshacen, porque ellos son los amos del cortijo. Y digo lo de siempre, si eso lo hubiera dicho algún responsable del PP, ¿qué habría exigido Díaz y el propio De Llera?, pues eso, que se apliquen el cuento. Lo que sí tengo claro es que en Andalucía el consejero de Justicia es un impresentable.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada