martes, 20 de diciembre de 2016

EL CORTIJO DE ALÍ SUSANA…


Algunos comparan la Junta de Andalucía con los de la cueva de Alí Babá, no parándose a pensar que la banda de Alí Babá estaba formada por 40 ladrones y que el tinglado que ha organizado “la PSOE” en Andalucía va mucho más allá. Y es que ayer se publicaba en varios medios que la Junta de Andalucía cuenta con un total de 233 asesores, sin incluir a todas las empresas y demás chiringuitos de la administración paralela… 233 asesores que suponen un coste anual de casi 9,5 millones de euros.

Pero la cosa no queda ahí, pues en una noticia firmada por el periodista Pedro de Tena se dice que casi la mitad de esos asesores están al servicio de Susana Díaz, concretamente 109. Sí, 109 personas ocupando puestos de confianza, de libre designación, para atender las necesidades de la jefa de la banda. Y de estos 109, 47 están destinados al servicio de la Oficina del Portavoz de la Junta de Andalucía. Queda claro lo importante que es la propaganda para los socialistas. Una cifra de gasto que tanto el PSOE como Ciudadanos quieren aumentar para el próximo 2017, será que Juan Marín también necesita un equipo de propaganda.

Y yo me pregunto, ¿tantos asesores se necesitan? Está claro que no, está claro que la única finalidad de tanto paniaguado es la de pagar favores prestados y cumplir con todas las familias que integran el socialismo andaluz, porque seguro que cada una tiene su cuota de reparto.

Y es muy triste que esto pase inadvertido a los andaluces, porque hablamos de casi 9,5 millones de euros al año, dinero que podría ser destinado a las muchas necesidades que tiene Andalucía y su gente, ¿cuántas prestaciones de dependencia se podrían atender?, ¿o a cuántos parados se podría ayudar?, ¿cuánta infraestructura hospitalaria se podría invertir?

La gestión socialista en Andalucía no deja de sorprendernos para mal, porque como hemos dicho tantas veces parece que para ellos Andalucía es su cortijo, el Cortijo de Alí Susana…

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada