sábado, 10 de diciembre de 2016

LA NECEDAD PERDURA PARA SIEMPRE, editorial de @ElDiestro_


“La juventud se cura con el paso de los años, la ignorancia con la instrucción, la borrachera con la sobriedad... pero la necedad perdura para siempre”. Fue el genial comediógrafo ateniense Aristófanes quien lo dijo con claridad meridiana en el siglo V a. C.

Parece ser que el ser humano no cambia y tropieza siempre con la misma piedra no solo una vez, sino que lo ha venido haciendo durante siglos y siglos. El siglo XXI tampoco se nos salva de la quema.

Mantenemos la necedad cuando la vieja, rancia y mal llamada “progresía” sigue empeñada en pelearse contra Franco, que hace ya tantos años que lleva enterrado y contra quien ninguno de ellos se atrevió jamás a mover un dedo cuando el Generalísimo estaba en vida.

Mantenemos la necedad cuando en vida del Caudillo, las familias poderosas catalanas que pasaron de agasajarlo y darle enormes baños de masas persisten ahora en entablar su descomunal batalla virtual contra el denostado Franco, y todavía siguen echándole la culpa de los males causados por su inmensa avaricia y mediocridad lloriqueando por los rincones mediáticos que controlan para rentabilizar económicamente su postizo victimismo.

Mantenemos la necedad cuando damos la bienvenida a lo mejor de cada casa que nos llega de fuera, y admitimos y financiamos a todo golfo que aparece por aquí. Y los que llegan aprenden rápido. Sirva de ejemplo una orden de expulsión, que dudo que se cumpla, contra otro gran luchador antifranquista como el sin par Lagarde Danciu. Rumano, para más inri, que llegado de su lejana tierra ha venido a España a salvarnos y luchar contra Franco y por la libertad de nuestro país, cuando en su país cuecen habas y a grandes calderadas. De ser yo rumano viviendo en España lo echaría a gorrazos sin dudarlo.

Mantenemos la necedad cuando nuestro sistema resulta tan acogedor para todo vago y maleante que se precie. Sirva como ejemplo un experto carterista internacional que entrevistado en TV1, a cara destapada, llegó a calificar España, en cierta ocasión, de: “el auténtico paraíso para los carteristas, y pienso quedarme. No he conocido ningún país que dé las facilidades que ofrece España".


Mantenemos la necedad cuando… Seguir leyendo en El Diestro

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada