domingo, 14 de junio de 2015

RECORDANDO EN DECDLT… EL DESPILFARRO DE LA POLÍTICA LOCAL

Malos tiempos para el presupuesto de los Ayuntamientos…, y es que ayer los nuevos alcaldes de la izquierda hacían referencia al gasto público, a como lo van a aumentar, a como lo van a gastar… Y me vino a la cabeza este post de julio de 2012, en el que hablábamos del despilfarro de la política local, un despilfarro que vuelve.  Hoy recordamos en Desde el Caballo de las Tendillas. ¡Feliz domingo!


Leo en la prensa local de Córdoba que los Ayuntamientos de Izquierda Unida y PSOE, que han gobernado durante unos años la Ciudad de los Califas en coalición subieron el gasto de personal en un 14%, pese a la crisis.

Resulta que el Ayuntamiento pasó de destinar 164,2 millones de euros a partidas de personal en 2007 a 188 millones de euros en 2010, que se dice pronto. Más de 31 mil millones de pesetas dedicó el Ayuntamiento de Córdoba a personal en 2010. El presupuesto de personal para 2012 asciende a 181,5 millones de euros.

Creo que es una barbaridad. No entiendo cómo una ciudad como Córdoba destina tanto a pagar sueldos de personal. Bueno, sí lo entiendo. Tanto IU como el PSOE se han de dedicado a tapar bocas subiendo sueldos. Como he comentado en otros artículos un Grupo E del Ayuntamiento de Córdoba gana más que un Grupo B de la Junta de Andalucía, así nos ha ido, así nos va.

Y no quiero informarme sobre las empresas públicas. Estos días se habla de despidos en las mismas, despidos consecuencia de la crisis económica y de la sobredimensión de las plantillas. En muchos casos se trata de personas que han entrado en éstas directamente, por su cara bonita, sólo salvando una entrevista personal, sin someterse a un proceso de oposición.

La política de personal en las administraciones locales ha sido un despropósito. Por ejemplo, la Diputación de Córdoba cuenta con unos 850 empleados, que se dice pronto.

Haber dejado a cada administración que decida sobre el personal a su cargo no tiene sentido, se debe corregir. Debería existir una ley que limitara el número de personal a contratar, tanto funcionario como laboral, en la propia administración local y en empresas públicas dependientes de ésta, así como el sueldo de los mismos. Y a los que ya están contratados se les debería recortar el sueldo, no es normal que un empleado público cobre lo que cobran algunos en Córdoba.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada