jueves, 26 de mayo de 2016

UN MANIFIESTO TRAICIONADO


La pasada semana el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla - Moriles reunía a las instituciones públicas de la Córdoba, así como a las asociaciones más representativas de la sociedad civil de la ciudad, en un acto de defensa de los caldos cordobeses. En este acto se firmaba un manifiesto en defensa del consumo de los productos de Córdoba, y en espcial de los vinos de "Montilla - Moriles". Manifiesto que la Diputación de Córdoba ha tardado menos de una semana en traicionar.

Porque la Diputación Provincial (en manos de PSOE e IU), como no podía ser de otra manera, firmaba el manifiesto, y en ese manifiesto se dice, entre otras cosas que <<Los cordobeses hemos de reivindicar lo propio, volviendo a esa ilusión ciudadana que fue “Córdoba 2016” y, nada mejor, que hacerlo en esta próxima edición de la Feria de Nuestra Sra. De la Salud>>.

Y como decíamos muy poco le ha durado a nuestra Diputación Provincial esa buena voluntad, porque mucha firma, mucho defender nuestros productos y en especial el vino de Montilla - Moriles,  pero en la primera ocasión que han tenido, en la propia Feria de Córdoba, en la recepción oficial de la institución han servido manzanilla de Sanlúcar. Que digo yo que está muy buena, pero que les habrá sentado como una patada a los responsables del Consejo Regulador. Así fomenta y ayuda el PSOE a nuestro sector agroalimentario cordobés...

Estas situaciones no se pueden permitir y el error de la Diputación de Córdoba ha sido de los gordos, porque no se puede estar firmando un manifiesto en defensa del vino y los productos de Córdoba y en menos de una semana incumplirlo. Y es que los manifiestos no hay que firmarlos para quedar bien, si se firman se han de cumplir. Mucho daño le hizo ayer la diputación a los productos de Córdoba.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada