domingo, 15 de febrero de 2015

RECORDANDO EN DECDLT… POR LA TEMPORALIDAD EN LA POLÍTICA

Los domingos recordamos en Desde el Caballo de las Tendillas y, ahora que se están presentando las listas electorales a las andaluzas y se están preparando las de las municipales y autonómicas, os traemos un artículo de septiembre de 2012 en el que hablábamos de la temporalidad en la política. ¡Feliz domingo!


Leía ayer una entrevista en Libertad Digital a Alberto Núñez Feijóo (me parece que voy a hablar mucho de él estos próximos meses), presidente y candidato a la reelección como Presidente de la Comunidad Autónoma de Galicia. El titular era el siguiente: "Hemos venido a ser útiles, no a mantenernos en el poder".

No puedo estar más de acuerdo, la política es eso, servir, trabajar por los demás, por la sociedad. La política no es mantenerse en el poder, hemos de evitar los profesionales de la política. Y en España, desgraciadamente, de eso tenemos muchos.

Y tenemos muchos profesionales de la política, personas que no saben hacer otra cosa, personas que no tienen otro objetivo en la vida que ser políticos, con el peligro que eso conlleva.

Y lo mismo que ocurre en los partidos políticos ocurre en las distintas organizaciones sindicales y empresariales, personas que no saben hacer otra cosa que vivir del cargo.

Lógicamente no quiero generalizar, pero, algunos de estos profesionales de la política están más cerca de la corrupción, de meter la mano en la bolsa común, a fin de garantizarse un futuro cuando ya no sean necesarios para el líder o el partido de turno, porque todo llega.

Por eso he de alabar las palabras de Núñez Feijóo y espero que las aplique. Espero que como responsable del Partido Popular de Galicia y Presidente de su Comunidad Autónoma lo ponga en práctica. Que a sus cargos públicos les exija preparación, vocación de servicio y temporalidad en la dedicación a la política.

Los tiempos cambian, las exigencias cada vez son más elevadas, precisamos de políticos más preparados, con experiencia fuera de la política, que conozcan la realidad de la sociedad, que no hayan estado toda la vida pisando moqueta y viajando en coche oficial. Políticos que una vez dejen su cargo vuelvan a su profesión habitual.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada