jueves, 16 de julio de 2015

HE ESTADO EN EL CAMPUS 2015 DE FAES, Y ME ALEGRO (4ª parte), por @AntoniodlTL

Hoy os traemos el último artículo de los cuatro en los que Antonio de la Torre nos ha explicado su paso por el Campus de la fundación FAES. Sin duda un magnífico resumen y un gran trabajo el de nuestro amigo. ¡Feliz jueves!


Llegamos, por fin, a la jornada de clausura del Campus, en la que intervinieron el Presidente de la Fundación FAES y Presidente de Honor del Partido Popular, José Mª Aznar y el Presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy.

José Mª Aznar dijo, entre otras cosas, que “España tiene un futuro extraordinario si mantiene los parámetros políticos estables” y que “el populismo no es una alternativa democrática y, donde llega, lo hace para quedarse”.

Hizo referencia a los países que son ejemplo de los populistas, “no puede haber legitimidad electoral con presos políticos”, y también al problema del Medio Oriente al hablar de “la situación de los cristianos en esos lugares, que son ‘liquidados’ con una tranquilidad absoluta”.

Más tarde añadió que “en FAES somos conscientes de los desafíos que se presentan, pero confiamos en la capacidad de España para afrontarlos”.

Terminó su intervención con la manifestación de un deseo: “El año próximo se cumplirán veinte años de que el Partido Popular llegó por primera vez al Gobierno de España y queremos celebrar eso desde un gran triunfo del PP en las próximas elecciones generales”, para ceder la palabra al Presidente del Gobierno.

Mariano Rajoy empezó refiriéndose a los años que, como Presidente del Gobierno, ha presidido la clausura del Campus FAES.

En 2012 hacíamos grandes esfuerzos para superar la situación de prequiebra que nos encontramos y buscar la consolidación fiscal.

En 2013 abordamos las grandes reformas para acabar con el ‘crecimiento’ negativo –concepto poco ortodoxo, por cierto, ya que lo apropiado hubiera sido decir el decrecimiento o, simplemente, la caída, pero cada uno se ‘adorna’ como quiere-.

En 2013 recibimos una bocanada de esperanza, empezando la senda del crecimiento y de la creación de empleo.

En 2014 la situación de España no tiene nada que ver con la del comienzo de la legislatura. Hoy España es otra, crecemos más que la media europea, tenemos mayor creación de empleo y contamos con novecientos mil nuevos afiliados a la Seguridad Social.
Al mismo tiempo, todavía la realidad es dura y amarga porque muchos siguen en crisis y todavía no les han llegado los datos positivos. Este es nuestro principal acicate: hacer que la recuperación llegue a todos.

El 21 de Diciembre de 2012 empezó una legislatura que no era la más deseada. Encontramos una situación de emergencia y no podíamos errar ni en los pasos a dar ni en las prioridades. Había que evitar la quiebra y seguir funcionando con los resortes del Estado, mantener las pensiones, las prestaciones por desempleo, seguir manteniendo nuestra Sanidad, una de las mejores del mundo, general, pública y gratuita, al igual que con la Educación.

Ahora nadie habla de España como situación de riesgo. Nuestro país será el que más crezca de Europa. Tenemos ya trescientos mil parados menos que al comienzo de la legislatura y más afiliados en la Seguridad Social, gracias al enorme esfuerzo de los ciudadanos y a decenas y decenas de reformas estructurales: fiscales, energéticas, sistema de pensiones, además de otras como la LOMCE, formación Profesional, Código Penal, etc.

Diez días después de llegar tuvimos que subir el IRPF. Hoy las circunstancias son distintas y los españoles pagarán menos que al principio de la legislatura. A los que todavía no lo perciban, les pido que mantengan la esperanza, lo peor ha quedado atrás.

El Partido Popular es el legítimo heredero del pensamiento reformista y liberal, con una idea de nación basada en la concordia. En las próximas elecciones generales el Partido Popular pretende ganar y trabajaremos por ella con ahínco.

En relación con el problema de Cataluña, cada vez más catalanes apuntan por la unión.

Otro riesgo al que nos enfrentamos son los movimientos radicales y populistas que prometen ‘cielo y tierra’ y acaban empedrando el camino a la pobreza. Admiran el régimen de Venezuela.

Mientras tanto, el Partido Socialista ha vuelto a poner un nuevo cordón sectario en torno al Partido Popular. Pedro Sánchez “no pactaremos ni con el PP ni con BILDU” y lo vemos en las redes sociales. Y esto pasará si el Partido Popular no obtiene una victoria clara.

El próximo fin de semana, tendremos en Madrid una jornada de trabajo para diseñar medidas y afrontar necesidades.

Nuestro primer objetivo nacional para el próximo año es la creación de empleo al objeto de que al final de la próxima legislatura estemos en torno a los veinte millones de afiliados a la seguridad Social. Empleo significa tranquilidad y más empleo equivale a unas cuentas públicas más saneadas y una mayor recaudación fiscal que repercutirá en Sanidad, Educación, Pensiones, etc.

Nuestro segundo objetivo es la consolidación del ‘Estado del Bienestar’. Actualmente, 9’2 millones de pensionistas cobran sus pensiones. Tenemos que luchar contra la desigualdad que en la legislatura de 2008 a 2011 registró su mayor índice.

En tercer lugar nos enfrentamos al terrorismo yihadista, la mayor amenaza del mundo occidental y no occidental, una de cuyas consecuencias es la inmigración, con una cifra de ciento setenta mil que llegaron a Italia el pasado año. Parece que se ve cierta política global sobre inmigración en la Unión Europea.

El cuarto objetivo es devolver la reputación a la Política y recuperar la confianza en los políticos y reparar el daño causado por la corrupción, para lo que no podemos descuidar el celo necesario para luchar contra ella.

Como quinto objetivo nos fijamos Europa. El próximo año se cumplirá el trigésimo aniversario de la entrada de España en las Instituciones europeas. El proyecto europeo ha supuesto el destierro de las guerras, situarnos en la primera división del mundo desarrollado y lo asumimos como ‘nuestro proyecto’.

Hablaremos del futuro de Europa como hoy hablamos de Grecia. Europa no es ni puede ser un ‘club a la carta’, tiene normas. La Unión europea se fundamenta en la responsabilidad, y no puede haber solidaridad sin responsabilidad. Ojalá que los griegos acierten –Estas palabras eran el domingo, mientras se estaba celebrando el referéndum griego. Hoy, yo creo que no acertaron-, aunque, independientemente de que salga el ‘Si’ o el ‘No’, el futuro no será fácil. La demagogia siempre acaba chocando con la realidad y siempre acaban pagando los más débiles. Lo que ocurra en Grecia afectará, pero a España le va a afectar menos de lo que le afectaría de no haber hecho las reformas.

En las próximas elecciones, los españoles van a decidir en qué España quieren vivir. Recibimos la peor herencia y ofrecemos los mejores resultados. Unos presumen de hacer los cambios pero otros los hacemos. Insisto en que tenemos la ilusión de llegar a 2020 con veinte millones de españoles trabajando. Queremos abrir el mayor periodo de ilusión para muchos años si hacemos las cosas bien. En definitiva se trata de dar el portazo definitivo a la crisis.

Hasta aquí mis notas y algunos comentarios sobre lo que escuché en el Campus FAES. Ahora queda que podamos conocer el resto de medidas que el Gobierno va a poner en marcha en los próximos meses, así como los Presupuestos generales del Estado que se van a discutir durante el próximo mes de Agosto, lo que va a suponer que sus señorías van a tener este año un periodo más corto de vacaciones, lo que ya ha levantado protestas entre los diputados de izquierda, fundamentalmente, porque ya sabemos que a estos señores lo de trabajar le gusta lo justo. Es mejor que el ‘papá Estado’ provea de todo a cambio del esfuerzo posible, mirando siempre por el ‘bienestar del estado‘ de sus señorías y demás corderos fieles.

Y termino este largo artículo llamando a una reflexión seria a los que me lean, para que no se produzca lo que le decía al Profesor Pasquino respecto a lo de ‘votar con las vísceras’, propio de los seguidores del populismo demagógico, tan de moda en los últimos tiempos, a los que, pensar, los agota demasiado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada