sábado, 11 de junio de 2016

RECORDANDO EN DECDLT... ¿QUÉ LE PIDES A UN PRESIDENTE DEL GOBIERNO?

Hoy recordamos en Desde el Caballo de las Tendillas y ya que volvemos a estar en campaña electoral, traemos este artículo publicado tras uno de los debates de la pasada campaña. Algo que repito, pues la cosa no ha cambiado, bueno sí, parece que ha cambiado a peor, algo que podemos remediar el próximo 26J… ¡Feliz sábado!


¿Qué le pides a un Presidente del Gobierno?, eso es algo que ya hemos comentado en otras ocasiones en Desde el Caballo de las Tendillas, pero referido a un político. En esta ocasión me quiero referir al responsable del ejecutivo. Y es que el mal llamado “Debate Decisivo” del pasado lunes, del que hablábamos ayer, me ha hecho meditar sobre algunas cuestiones relativas a las características que debe reunir el Presidente.

Para empezar, el Presidente del Gobierno ha de ser una persona honrada y respetable, característica que, en principio, reúnen los candidatos que acudieron al Debate y, por supuesto, Mariano Rajoy. No obstante quiero apuntar, desde ya, mi opinión sobre Pablo Iglesias, porque el hecho de que apoye de forma descarada a dictaduras y dictadores, defienda sus actitudes e, incluso, haya trabajado para estos y reciba su dinero, lo debería inhabilitar para residir en La Moncloa. Pero en España somos como somos.

Y para seguir, el Presidente del Gobierno ha de ser una persona tranquila, relajada y prudente, cualidades que considero fundamentales pues debe decidir sobre cuestiones muy importantes para el País y ha de intervenir en reuniones complicadas, entre otras muchas cosas… Y en el debate del pasado lunes quedó patente que al menos, Albert Rivera y Pablo Iglesias no reúnen estas cualidades.

Pablo Iglesias parecía que estaba más relajado, pero no dejó de jugar con el bolígrafo durante todo el debate, además de esas manchas de sudor al estilo Camacho; pero lo peor fue su falta de prudencia, inventándose empresas, autorías de citas y manifestaciones por la independencia de Andalucía… Por otro lado, Albert Rivera, que aunque no las soltó tan gordas, estuvo todo el debate con “el baile del Sambito”, transmitiendo nerviosismo e inseguridad.

¿Con esto qué quiero decir?, pues sencillamente que no veo ni a uno ni a otro capacitado para ser, a día de hoy, Presidente del Gobierno de España, (en realidad a Iglesias lo tengo totalmente descartado), por su nerviosismo, falta de relajación y de prudencia. Y es que después de lo del lunes, ¿os imagináis a cualquiera de estos dos en una cumbre europea?, ¿o visitando el despacho oval? ¡Nerviosos perdidos!

Y como el que me queda es Rivera, porque a Iglesias lo descarto, a fecha de hoy no lo veo preparado para ser Presidente del Gobierno. Creo que todavía le queda mucha mili. Y lo demostró el lunes en el “Debate Decisivo”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada