lunes, 3 de noviembre de 2014

UN OBSTÁCULO PARA CÓRDOBA


Resulta que el actual gobierno municipal en el Ayuntamiento de Córdoba tiene ideas y proyectos para la Ciudad, proyectos que se están llevando a cabo y que ayudarán a mejorar Córdoba. Además, hace unos días el gobierno del Partido Popular anunciaba que va a pedir al Ministerio de Economía dejar el Plan de Ajuste al que tuvo que incorporarse el Ayuntamiento tras recibir unas arcas municipales quebradas gracias a la gestión de IU y PSOE.

Es decir, en estos tres años el PP ha conseguido sacar a Córdoba de la quiebra y ha consolidado, proyectado e iniciado importantes proyectos para la Ciudad. Y eso la oposición municipal de Izquierda Unida y Partido Socialista no lo admiten.

Y uno de los proyectos que se ha presentado esta pasada semana ha sido el de convertir El Pósito de la plaza de la Corredera en un mercado gourmet, con unos 22 puestos distribuidos en dos plantas. La idea es restaurar y volver a utilizar este edificio que lleva cerrado más de 50 años. A priori una buena idea para revitalizar una importante zona de nuestra Ciudad y, en mi opinión, totalmente compatible con el actual Mercado Victoria, aunque su gerencia haya criticado la creación de este nuevo mercado.

Pero parece que para los dirigentes de Izquierda Unida estas nuevas iniciativas  no les hacen mucha gracia. El “supuesto” candidato de IU a la alcaldía de Córdoba, el tal Pedro García, criticaba el proyecto y decía que el PP solo apuesta por la “gastronomía pija”; tendría este individuo que explicarnos qué entiende por eso de “gastronomía pija”. Pero para contestación la que le dio a través de Facebook la líder del Partido Andalucista en Córdoba, Lola de Toro, y que me permito reproducir:

<<Decirle a D. Pedro García, coordinador provincial de IU, respecto a sus declaraciones sobre que "el Ayuntamiento prima la gastronomía para pijos" (sic), al criticar el proyecto de mercado gastronómico para el Pósito, "pese a admitir que no conoce ni el proyecto ni tan siquiera el sitio", que no se puede pretender ser oposición válida diciendo "no" a todo y sin conocerlo.

Eso no es ser oposición, eso es ser "un obstáculo más para la ciudad", o dicho en cordobés del arco bajo de la Corredera, -donde tiene el puesto de ropa la Nani', "ser mosca cojonera">>.

Pues eso, que la contestación de mi admirada Lola de Toro la firmo, que esta Ciudad necesita otra forma de hacer política y que debemos dejar de poner obstáculos a Córdoba. Y esta oposición es un obstáculo para Córdoba.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada