jueves, 14 de mayo de 2015

LA GENTE LO VALORARÁ…


Decían ayer en Libertad Digital que existe algo de optimismo en el Partido Popular, en relación a los resultados de las próximas elecciones del 24 de mayo, porque las cosas se están haciendo bien. Y en eso estoy de acuerdo.

Y yo no estoy de acuerdo con esa afirmación porque si se respira algo de optimismo, si muchos alcaldes y presidentes de comunidades autónomas consideran que los resultados van a ser mejores de lo que dicen las encuestas es por el trabajo realizado, porque las cosas se han hecho bien, pero no ahora en el transcurso de la campaña electoral, sino en los 4 años que han durado sus mandatos.

Y el ejemplo lo tengo en mi Ciudad, Córdoba, en la que tras muchos años de gobierno de la izquierda, formado Izquierda Unida y PSOE en coalición, en mayo de 2011 la candidatura liderada por José Antonio Nieto obtuvo el respaldo mayoritario de los cordobeses, con una holgada mayoría absoluta.

Y desde el minuto 1 empezaron los problemas, pues cuentan que el lunes tras tomar posesión, la primera noticia que recibieron era que las arcas del Ayuntamiento estaban vacías y que no se iban a poder pagar las nóminas correspondientes a los funcionarios. Y desde el minuto 1 José Antonio Nieto y su equipo se pusieron a trabajar, y tras 4 años las arcas municipales de Córdoba están en positivo, saneadas y las empresas municipales dan beneficios. Y además de eso, se han realizado obras en todos los barrios, se ha gestionado mejor, se han llevado a cabo infinidad de actividades y se ha promocionado la Ciudad y el turismo, algo vital para Córdoba.

Y eso la gente lo sabe, por eso decía al principio que las buenas sensaciones no son porque la campaña electoral se esté desarrollando mejor o peor, sino porque las cosas se han hecho bien durante estos últimos 4 años. Y eso la gente lo valorará, porque como ha ocurrido en Córdoba ha pasado en la mayoría de los municipios y comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada