martes, 5 de mayo de 2015

SUSANA EN MODO MISS


Ayer Doña Susana Díaz comparecía ante el Parlamento andaluz para ofrecer su segundo discurso de investidura, el primero tras ser elegida en las urnas como candidata del Partido Socialista Obrero “Español”. Yo no vi el discurso, uno es friqui de la política pero no tanto como para estar escuchando el discurso de la candidata socialista. Lo leí por la tarde, en la tranquilidad de mi despacho. Y la verdad, escribir este artículo me está costando, pues poco dijo la Sra. Díaz.

Mucha palabrería, mucho brindis al sol y mucho guiño a Podemos y Ciudadanos, buscando que alguna de estas dos formaciones (o las dos), den algún paso para permitir que sea elegida Presidenta de la Junta de Andalucía.

Y lo primero que me llamó la atención cuando leía el discurso es que en las 44 páginas con las que contaba el mismo, solo una vez utilizó la palabra paro y en 4 ocasiones la palabra desempleo, como si de eso no hubiera en nuestra tierra. Eso sí, de corrupción habló en 21 ocasiones, imagino que buscando el plácet de Juan Marín y su grupo. Desahucios la pronunció en 2 ocasiones y transparencia en 7. Y podría continuar, pero ¿para qué?

Es verdad que propuestas hizo muchas la candidata del PSOE, otra cosa es que se lleven a cabo, vaya a ser que pase como con el pacto que se firmó con Izquierda Unida y del que se cumplió un escaso número de las medidas acordadas. Y también es verdad que muchas de las propuestas que ha hecho, en mi opinión, se escapan a la esfera competencial de la Junta de Andalucía. A lo mejor es que la Sra. Díaz está pensando en otras cosas…

Lo dicho, un discurso que cualquiera de nosotros podría haber firmado al 80 %, pues en la mayoría de sus pasajes vino a hacer brindis al sol y a decir obviedades, al estilo candidata a miss que contesta que desea la paz mundial…

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada