sábado, 5 de diciembre de 2015

RECORDANDO EN DECDLT… ¿A QUÉ POLÍTICO LE COMPRARÍAS UN COCHE USADO?

Hoy recordamos en Desde el Caballo de las Tendillas y os traemos un artículo publicado en 2013, analizando a los políticos del momento. No hablábamos de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias o Albert Rivera, pero he de decir que a ninguno le compraría un coche usado a los dos primeros por motivos obvios, creo que me engañarían; a Albert Rivera tampoco, no porque me caiga mal, sino porque considero que me diría lo que quiero escuchar para convencerme. Os dejo con el post, ¡feliz sábado!


Llevamos ya unas semanas hablando sobre la corrupción política, analizando todo lo que está ocurriendo en nuestra piel de toro. Y la verdad es que uno llega ya a la desesperación, a cansarse de que siempre sea todo igual. La corrupción política ha ocurrido siempre, siempre ha estado ahí, basta solo con recordar la época dorada de los gobiernos de Felipe González.

Pero bueno, ahora estamos en la época en la que estamos y tenemos los políticos que tenemos, por lo que hemos de atenernos a las cartas que nos han tocado para jugar. Otra opción es romper la baraja, pero no contemplo esa opción.

Hay una pregunta que se formula en algunas encuestas para conocer la confianza que inspiran los políticos, la pregunta es ¿le compraría un coche usado? Pregunta, en estos tiempos, es de muy fácil contestación, y es que a la mayoría de los políticos no les compraría un coche usado.

Me refiero a los políticos más conocidos, a los de ámbito nacional, pues a los demás ni los conocemos, analicémoslos:

A Rubalcaba no le compraba un coche usado ni a precio de saldo. De este individuo no me fio nada. Una persona que ha sido portavoz del Gobierno de los GAL o Ministro del Interior con el caso Faisán, entre otros escándalos, no me da ninguna confianza.

En realidad a pocos dirigentes del PSOE les compraría un coche usado, de los primeros espadas a ninguno. No me fío de un partido político cuyo fundador dijo lo que dijo en el Congreso de los Diputados, o que participó en el intento de golpe de estado de 1934 en Asturias.

Y cambiando de tercio, a la Vicepresidenta del Gobierno no le compraría un coche usado, lo siento pero no me gusta nada, cuando la veo me recuerda a la típica empollona que no te pasaba los apuntes en clase o se negaba a cambiar la fecha de un examen, vamos, que va a la suya. Tampoco se lo compraría a Cospedal, no me convence aunque parezca una persona honrada.

Respecto al resto de partidos políticos, a los de CIU no les compraba ni un carro, esos te la clavan (como Rubalcaba). A Rosa Díez a lo mejor, pero con dudas, no acaba de convencerme. De Izquierda Unida mejor ni hablar, seguro que me daban gato por liebre.

Y he dejado para el final a Mariano Rajoy porque posiblemente sería el único que se escape, pues, aunque me esté defraudando en muchas de sus actuaciones, creo que es un tipo honrado, a Rajoy sí le compraría un coche usado, confío en él.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada