lunes, 11 de marzo de 2013

EL ESPERPENTO DEL PSOE



Cuando en febrero de 2012 Alfredo P. Rubalcaba ganaba, por una pírrica victoria (22 votos), frente a Carme Chacón el 38º Congreso  Federal del Partido Socialista Obrero “Español”, siendo designado Secretario General de los Socialistas, imagino que no se esperaba estar, un año más tarde en una situación tan compleja y delicada. Y eso que el Gobierno de Mariano Rajoy le ha puesto fácil la labor de oposición.

Pero como bien dijo Winston Churchill, el enemigo está en el propio partido, mientras que en el partido contrario están los adversarios. Y eso le está pasando al Sr. Pérez.

Como decíamos hace unos días en el Blog, Rubalcaba está hundiendo al PSOE, el partido tiene muchas vías de agua abiertas y en la dirección federal les faltan manos para taparlas.

Y el último caso es el de Ponferrada. El viernes se producía una moción de censura en esta ciudad leonesa, por la que el PSOE, con el apoyo de un partido independiente (liderado por un condenado por abusos sexuales y además ex alcalde del PP), arrebataba el gobierno de esta localidad al Partido Popular.

Tras las críticas de buena parte del socialismo, por apoyarse en una persona condenada por abusos sexuales, especialmente las de Carme Chacón, la dirección del PSOE ordenó dar marcha atrás, exigiendo al nuevo alcalde de Ponferrada su dimisión. Pero resulta que el nuevo alcalde, Samuel Folgueral, ha anunciado su intención de permanecer en el cargo, renunciando a la militancia en el Partido Socialista. Y aquí viene el esperpento, el Sr. Folgueral anuncia su dimisión del PSOE en la misma sede del PSOE, con el logotipo detrás, ¿no suena a montaje? ¿no se podría haber ido a un hotel, por ejemplo?

Una jugada casi idéntica a la que ocurrió en Benidorm, ¿la recordáis? En aquel caso el PSOE arrebató la alcaldía al PP por medio de otra moción de censura, esta vez con el apoyo de un tránsfuga. El PSOE expulsó a los miembros de su partido que llevaron a cabo la moción de censura, entre ellos la madre de Leire Pajín, aunque pasado un tiempo volvieron al partido, presentándose en las últimas elecciones en las listas del PSOE.

Y esta vez imagino que pretenderán hacer lo mismo. Folgueral y el resto de concejales socialistas han dejado el partido. Pero tranquilos, cuando se calmen los ánimos, cuando pase el tiempo volverán, como ocurrió en Benidorm. Así son los socialistas, los reyes del arte de birlibirloque.

8 comentarios :

  1. Hace falta una buena limpieza en el mundo politico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Temujin. Un saludo.

      Eliminar
    2. ¿Una limpieza? !!Una purga¡¡ Fdo. Joselito Estalin.

      Eliminar
  2. Todos los partidos tienen cosas que esconder, pero no se que manía tienes con el PSOE. Es como si quisieras no hablar nada más que lo que odias. Pero que sepas que las políticas de los grandes partidos son tan parecidas que pasan como mellizos. Solo los separa un 5 % de las políticas. A la prueba esta que casi siempre se votan los unos a los otros las grandes atracos al pueblo.
    Nunca dices nada del acuerdo del finiquito o sea una indemnización en diferido y disimulado. Este gran escándalo de financiación ilegal. Que al fin y al cabo lo hemos pagado nosotros de nuestros impuestos.
    Creo que tu ate se basa en usar el efecto ventilador, pero se te ve mucho el plumero. Esto no quita que esté de acuerdo con lo mal que lo hace los socialistas, pero un poco de autocritica te vendría bien.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, Angel, has descrito la jugada de los trileros. Hacer como que hacen para no hacer nada.

    FugisaludoS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fugitivo, bienvenido al Blog. En realidad sí que han hecho, hacerse con la Alcaldía, irse para volver en las próximas elecciones bajo las siglas del PSOE, igual que en Benidorm. ¡Menuda cara!

      Eliminar
  4. Estos políticos de contentillo y saltarines han sido contraproducentes para esto de las alianzas políticas entre partido de la izquierda.
    En México sucede lo mismo, alianzas vergonzosas e incomprensibles más de las veces.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar