lunes, 30 de diciembre de 2013

LOS AMOS DEL DESASTRE, por Alfonso Castellano


Después de hablar con un amigo por las redes sociales sobre el artículo de Arturo Pérez Reverte, ya que no puedo hacerlo en persona debido a la lejanía, me di cuenta que no sabía dónde está el problema del sistema que hace siglos nos machaca. Algo que también hago cada vez que puedo es leer blogs de personas que escriben sobre aspectos que nos afectan a diario, que no deja de ser otra cosa que la política.

Estos tiempos que nos ha tocado vivir son muy convulsos, y no creo que la gran mayoría se encuentre a gusto con ello, por lo que me imagino querrán cambiarlo. Pero para que esto se produzca debemos de ir a la raíz del problema.

España tiene un sistema un poco especial, pues no es igual que todos los países, yo lo denomino” sistema caciquil”, no dejarse llevar por la definición estricta que que era la de los jefes que ponían por estas tierras donde resido. En este sistema no mandan los políticos ni los sindicatos, que aunque tienen parte de culpa no son los corruptores, son los corrompidos. Es difícil de entender todo esto viendo lo que hacen los gobiernos cuando llegan al poder. Pero no creo que la solución esté en cambiar a uno por otro, pues me imagino que ocurriría lo mismo. Con esto tampoco estoy llamando a la decepción en la democracia, pues como ya escribí en otras ocasiones de esta situación se sale votando; debemos de votar aunque sea en blanco pero hay que hacerlo. Y si votáis a algún partido debéis de ser más críticos con él que con el resto, pues es donde habéis depositado vuestra confianza. Por supuesto para solucionar esto hay que estar en la calle y organizados.

Algo que me llama la atención de los medios de desinformación es que nunca hablan de los empresarios que corrompen, que son los verdaderos culpables. Detrás de cada caso como los ERES, Gurtel y un largo etcétera, hay empresarios, y ni se ve ni se escucha. Saben mimetizarse muy bien, tanto que pasaron desapercibidos de la dictadura a la democracia haciendo la transición. El ejemplo más claro es mal llamado “Bárcenas” que se podía llamar “financiación ilegal”, en el que los empresarios daban dinero para poder hacer con favores del partido.

Con esto no quiero que se generalice y poner a todos los empresarios en el punto de mira, pues al igual que los políticos la mayoría son buenos. Pero sí es cierto que hay una oligarquía que es la culpable de todo esto y que maneja con dinero las políticas en su propio beneficio.

Otro claro ejemplo es la subida de la luz que está sufriendo el pueblo. Antes decían que la culpa de todo era las energías limpias que se tenía que pagar muchísimo por ello. Ya se han dado cuenta que las subastas están manejadas por algunos.

Es algo a lo que se recurre mucho, a las frases en contra de los políticos “deberían de estar todos en la cárcel” y cosas así. Pero no nos olvidemos de encontrar a los verdaderos culpables y llevarlos ante la justicia, pues de estos en pocas ocasiones se conocen sus fechorías, entre otras cosas porque algunos son los dueños de los medios por donde nos informamos a diario.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada