miércoles, 9 de marzo de 2016

ES LA HORA DE LA RENOVACIÓN


No sé si debería escribir este artículo, pues para criticar a los míos ya están los de enfrente. Pero lo que voy a decir tampoco quiero que se vea como una crítica, sino más bien como algo que muchos pensamos. Y es que como dice el título del artículo es la hora de la renovación.

Y es que nos encontramos en una época parecida, salvando las distancias, a la que el Partido Popular vivió cuando se eligió a Aznar como presidente del partido en el Congreso celebrado en Sevilla. Hay muchas diferencias, pues gracias a aquel Congreso ahora el PP es el primer partido de España y ha gozado de la confianza de la mayoría de los votantes en casi todas las administraciones. En aquel momento el PP era solo una alternativa a la izquierda, algo que ha quedado superado.

Y ahora estamos en otro momento de inflexión, un momento clave para el Partido Popular pero, sobre todo, para España. Y en este momento el PP ha de quitarse el lastre de tanto sinvergüenza que ha llegado a la política para llenarse los bolsillos. Y eso solo se puede hacer con una renovación seria y que afecte a toda la estructura de la organización, porque son muchos, la gran mayoría, los que están todo el día dando la cara, discutiendo, convenciendo y trasladando el mensaje del PP, trabajando a pie de calle ya sean simpatizantes, afiliados o cargos públicos, de manera leal y honrada, para que cuatro chorizos vengan a echar por tierra todo ese trabajo.

Por eso exijo responsabilidades políticas, porque los que han nombrado a esas personas corruptas, han de asumir los errores en sus nombramientos. Y por eso creo que deberían dar un paso atrás, por haberse equivocado de esa manera. A eso se le llama responsabilidad política y ha de ser asumida por muchos. No voy a nombrar a nadie. Ese no es mi objetivo. Solo me gustaría que cambien las cosas, que el Partido Popular se renueve y que la sociedad perciba ese cambio y ese esfuerzo por no repetir errores. Solo así se recuperará a mucho votante decepcionado y se podrán poner nuevos cimientos que permitan que el PP sea ese partido político en el que la mayoría de los españoles sigan confiando. Porque en el PP se saben hacer muy bien las cosas, pero para eso es imprescindible renovarse.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada