domingo, 7 de agosto de 2016

RECORDANDO EN DECDLT… EL MINUTO DE GLORIA OLÍMPICO

Los domingos recordamos en Desde el Caballo de las Tendillas y hoy os traemos un artículo publicado hace cuatro años, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Londres. En él hablábamos de los que buscan su minuto de gloria, al margen del deporte, intentando hacer méritos en el mundo separatista…


Ayer saltaba la noticia, noticia que ya estaba tardando, en la que un deportista en los Juegos Olímpicos decía que participaba con España pese a no sentirse español. En este caso se trata de Alex Fàbregas, jugador de la selección española de hockey sobre hierba.

Es normal que entre los deportistas del equipo olímpico español siempre alguno utilice el discurso independentista para hacerse notar, y así lograr su minuto de gloria. Poco caso habría que hacerle, creo que los medios no deberían destacar tanto este tipo de noticias pues, en mi opinión, el interesado lo que busca es notoriedad.

Otra cosa que me preocupa es el estado de este deportista, Alex Fàbregas, pues posaba de esta guisa en su cuenta de Twitter hace unos días. Si no te sientes español no mandas una foto con el chandalito (y además con el telediario de TVE en la tele).

Imagino que este chico tendrá sus razones ideológico-políticas para realizar estas declaraciones, pero también podría ser una búsqueda de notoriedad ante un futuro incierto. Su carrera deportiva se acaba, no sabe qué le deparará el futuro y esta es una forma de buscarse algo, haciendo méritos ante la caverna nacionalsocialista, que seguro ya lo han tomado por un héroe.

El nacionalismo tiene estas cosas, al que hace declaraciones incendiarias, al que logra protagonismo (su minuto de gloria) mediático lo elevan a los altares, como si se tratara de un guerrero en la lucha por el independentismo. Ayer no había más que leer la prensa nacionalista.

Por lo que este Alex Fàbregas puede parecer más listo de lo que intuimos. Puede ser que haga lo mismo que muchos otros en Cataluña o el País Vasco, acentuar su nacionalismo, hacerse más independentistas que nadie intentando poder vivir del régimen. Seguro que este chico recibe muchas ofertas para formar parte de alguna candidatura electoral, y más de un ayuntamiento no tendrá problema en facilitarle una escuela deportiva o algún cargo de asesor para el desarrollo del deporte.

Así son las cosas, pensaba que este verano, dada las circunstancias en las que nos encontramos, habrían menos noticias tontas. Pero siempre habrá un micro para el que busca su minuto de gloria.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada