lunes, 21 de octubre de 2013

MÁS DINERO PARA VIVIR


Este fin de semana tenía conocimiento de un estudio elaborado por el ‘Think Tank independiente, Centro de Investigación Socio Económica – Institución Futuro’, que decía que “El Estado se embolsa 42 euros de cada 100 que gana el trabajador”, frente al 35 % de media de la OCDE. Es decir, el coste medio de las cotizaciones sociales asciende a una media de 10.812 dólares en nuestro País, un 35 % más que los países de la OCDE, 6.796 dólares.

Y es que según otro estudio del ‘Think Tank Civismo’, el pasado 10 de mayo celebrábamos el Día de la Liberación Fiscal 2013, es decir, los españoles trabajan una media de 130 días para el Estado, empezando a ganar dinero para sí mismos a partir de ese día.

Pero volviendo al primero de los estudios mencionados, el 42 % que representa el esfuerzo fiscal de los españoles contrasta con el 7 % chileno, con el 19% israelí, el 21 % suizo o el 29 % de Estados Unidos, por ejemplo.

Lo que queda claro es que estos números no ayudan a que nuestro país atraiga empresas extranjeras, pues la presión fiscal también se tiene en cuenta a la hora de invertir en un País. Al igual que se tiene en cuenta el conocido como impuesto sobre sociedades, y es que en España contamos con el cuarto tipo impositivo más elevado de la Unión Europea, con el 30 %.

No veo lógico que una empresa tenga que pagar al Estado 30 euros de cada 100 que gana; pero peor veo que un trabajador tenga que pagar 42 euros de cada 100 que obtiene con su trabajo. ¿Nos podemos permitir estos números?, creo que no, en mi opinión España necesita de una bajada de impuestos que, por un lado, disminuya la presión fiscal sobre las empresas y, por otro, que permita que los trabajadores, las familias, obtengan un mayor sueldo neto y, por lo tanto, más dinero para su “día a día”, para consumir, para ahorrar, en definitiva, para vivir.

6 comentarios :

  1. Interesante y esclarecedor. Me lo guardo. La presión del Estado ademas no se transmite en mejores servicios, sino una ingente cantidad de agencias, estudios de intención de voto (no se porque tengo que pagar estudios de mercado para los partidos), observatorios y demás milongas cuya principal actividad es justificar su existencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Temujin, coincido con lo que planteas. Un saludo.

      Eliminar
  2. Estos son los artículos que me gustan, al menos los que nos llevan abrir debates importantes.
    Quiero agregar a todo esto que los impuestos son necesarios para llevar un país hacia adelante.
    El problema viene cuando en vez de conseguir ese dinero de manera democrática (véase Constitución Española) incluso de manera lógica, hacen todo lo contrario.
    En este país el que más paga es el que tiene rentas por el trabajo, y aun más si es un pequeño o mediano empresario. Dejando casi libre de impuestos a grandes empresas y sobre todo especuladores. Algo que en este articulo has pasado por lo alto, me imagino que no fue intencionadamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso. Lo de las grandes fortunas es de vergüenza, no sé qué impacto tendrán en la hacienda pública, pero si los demás pagamos lo que pagamos ellos también deberían. Un saludo.

      Eliminar
  3. El asalariado es gran explotado de hoy, vía impuestos directos e indirectos. Solo hay que ver lo que pagamos en los carburantes, tabaco, electricidad, etc... y otro dato, en todo lo que lle vamos de crisis, ningun político ha perdido su puesto de trabajo. ¿es eso lógico? Está claro que no. En cualquier lugar si bajan las ventas, las tramitaciones o lo que sea, sobra personal. No es el caso de los políticos. Hay menos dinero pero para ellos no falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Vinuesa, estoy de acuerdo con lo que apuntas. Un saludo.

      Eliminar