domingo, 10 de julio de 2016

RECORDANDO EN DECDLT… VUELVO A DECIR: ¡QUIERO LIBERTAD!

Los domingos en Desde el Caballo de las Tendillas son para recordar y hoy os traemos este artículo de octubre de 2015, en el que pedíamos libertad ante las propuestas laicistas de acabar con la educación religiosa en los colegios. Un tema que siempre está de actualidad. ¡Feliz día!


“Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”; esto es lo que establece el apartado tercero del artículo 27 de la Constitución española. Y el PSOE se lo quiere cargar.

Porque a su líder, Pedro Sánchez, se le ha ocurrido que el Estado ha de ser laico. Una medida recurrente en el Partido Socialista Obrero “Español”, pues siempre proponen lo mismo en vísperas de unas elecciones generales.

Y Pedro Sánchez pretende cambiar esta situación revisando el Concordato firmado entre nuestro País y la Santa Sede, obviando que también se debería modificar la Constitución, en el mencionado artículo 27 y en relación a la laicidad del Estado.

Un ejemplo más del interés de esta izquierda por controlar nuestras vidas, de interferir en nuestras creencias, en nuestra moral, con lo bonita que es la libertad y que cada uno elija lo que quiera, ¿tan difícil es?

Pues no, resulta que el hecho de que los padres puedan decidir sobre la educación en materia religiosa y moral que han de recibir sus hijos molesta, y molesta tanto que quieren evitar esa situación. Y lógicamente, Pedro Sánchez, solo habla de la religión católica y del Concordato con la Santa Sede, guardando silencio respecto a la educación islámica en los colegios de Ceuta y Melilla, por ejemplo.

No sé qué interés es el que existe en limitar la educación religiosa y moral en las escuelas, pero alguno ha de haber, más cuando la mayoría de los padres optan por este modelo para sus hijos, igual que se elige la escuela concertada católica, ¡por algo será!

Esta idea de Pedro Sánchez, unida a elevar la educación obligatoria hasta los 18 años, demuestra a las claras que el proyecto del PSOE en esta materia, al igual que en la mayoría, es un sinsentido y que van a “salto de mata”.

Y como parece que algunos no se enteran y que su único interés es imponer sus ideas lo he de volver a decir, alto y claro: ¡Quiero libertad! Libertad para elegir. No quiero más imposiciones. Solo así, con libertad, lograremos una sociedad realmente avanzada y respetuosa, algo que el PSOE no quiere.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada