domingo, 24 de julio de 2016

RECORDANDO EN DECDLT… DEJEMOS LAS COSAS COMO ESTÁN

Los domingos recordamos en Desde el Caballo de las Tendillas, y ante el nuevo ataque de parte de la izquierda por la expropiación de la Mezquita de Córdoba, os traemos este artículo publicado en febrero de 2014, en el que pedíamos que se dejen las cosas como están…


La Asociación ‘Europa Laica’, lleva desde hace unos años solicitando que la ‘Mezquita de Córdoba’ sea desamortizada por el Estado y declarada como un edificio de uso y disfrute exclusivamente civil.

Para empezar habría que apuntar que ese edificio no es una mezquita, sino una iglesia y, concretamente, la Catedral de Córdoba; pero bueno, podemos aceptar mezquita como Catedral. Y para seguir no comprendo la petición que realiza esta asociación.

Según parece quieren convertir la Catedral de la Ciudad de los Califas en un espacio cultural de uso exclusivamente civil. Pero lo que no dicen, o al menos yo no he localizado, es cómo se gestionaría este espacio cultural. ¿Se le daría la gestión a asociaciones culturales?, ¿a la UGT y CCOO para cursos de formación?, las posibilidades serían muchas, pero sinceramente no creo que mejoraran su actual gestión.

Porque en la actualidad la Catedral de Córdoba, como monumento patrimonio de la humanidad que es, se puede visitar, se puede estudiar y se puede disfrutar. Eso sí, respetando lo que es, un lugar de culto católico que requiere un respeto por parte de sus visitantes. Pero más allá, ¿a quién le puede molestar el uso religioso que se le dé a este monumento? Más cuando este monumento, lo es porque siempre ha sido un lugar de culto, en un primer momento como iglesia de San Vicente, posteriormente, tras su destrucción por los musulmanes, pasó a levantarse la mezquita y, tras la reconquista, se conservó gran parte de esa mezquita y se transformó en Catedral católica, lo que lleva siendo así desde hace casi 800 años, ¡ahí es nada!

Respeto la petición de la Asociación ‘Europa Laica’ y están en su derecho de hacer este tipo de peticiones, faltaría más; pero creo que es equivocada y que seguramente esconda otros intereses. En este País ya hemos tenido el ejemplo de la desamortización, proceso en el que se arrebató de muchos bienes a la Iglesia, bienes que en muchos casos posteriormente se perdieron, bien por su destrucción o por su paso a manos privadas. Por eso, creo que es mejor que dejemos las cosas como están.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada